Posted by & filed under Jueves, Terapia del Amor.

Conoce, cuáles son las actitudes que pueden debilitar y hasta acabar con tu relación

Por mucho tiempo, los celos fueron parte de los romances y hasta eran considerados un «condimento» en la relación, una prueba de amor. Al final, quien ama, tiene celos, ¿no es verdad?

La realidad no es así, hay casos en los que los celos son extremadamente perjudiciales para la pareja y precisan ser eliminados. Los celos están entre los principales motivos de separación o divorcio y, con seguridad, es uno le dos grandes villanos de la vida amorosa.

Quien siente celos hasta puede creer que es una forma de amor, un cuidado; pero para la otra persona puede parecer una señal de desconfianza y de inseguridad. Impulsados por los celos, muchas personas toman actitudes impensadas e incluso pueden poner en riesgo su relación. Por lo tanto, aquel que es celado, necesita aprender a darle seguridad a su compañero.

Toma nota

Las señales que provocan inseguridad en las relaciones son:

 

  • Querer tener la atención o la admiración del sexo opuesto
  • No dejar que la pareja vea tu celular
  • Mantener contacto con un exnovio sin tener motivos aceptables, como hijos en común, por ejemplo
  • Mentir
  • No tener claras las metas en común

 

¿Te interesa terminar con la lepra de los celos?

Este jueves 3 de noviembre estaremos en la reunión de la Terapia del Amor, en donde podrás aprender cómo tener y mantener relaciones saludables de la mano de tu fe.

Te esperamos especialmente a las 7 p. m., en la Sede Nacional: Av. Venezuela 681 – Breña o en una Iglesia Universal más cerca a tu hogar.