Posted by & filed under Ayuno de Daniel.

Sepa cómo y cuándo será el próximo Ayuno de Daniel

La caminata con Dios debe ser constante y de tiempo completo. No hay manera de que la persona “tome vacaciones” de Su Reino.

Eso sucede porque, cuando la persona experimenta el nuevo nacimiento, empieza a desear constantemente el alimento espiritual que viene del Altísimo y se niega a vivir involucrada con este mundo en decadencia (Efesios 5:18).

Así como el apóstol Pablo, inspirado por el Espíritu Santo, orientó: “… que conforme aprendieron de nosotros acerca de cómo les conviene andar y agradar a Dios, tal como están andando, así sigan progresando cada vez más” (1 Tesalonicenses 4:1).

Es decir, nuestra caminata cristiana no termina con nuestro bautismo en las aguas. Sino todo lo contrario, esta dura hasta nuestro último día en la Tierra (1 Pedro 5:8).

Mientras tengamos aliento de vida, tenemos que “pelear la buena batalla” (2 Timoteo 4:7). De lo contrario, nosotros no invertiremos en nuestra buena relación con Dios y no lograremos la Salvación Eterna.

Pero, para que eso suceda, necesitamos madurar en la fe: “Pues todo el que se alimenta de leche no es capaz de entender la palabra de la justicia, porque aún es niño. Pero el alimento sólido es para los maduros; para los que, por la práctica, tienen los sentidos entrenados para discernir entre el bien y el mal” (Hebreos 5:13-14).

Ayuno de Daniel

Es por eso que, en todas las Universal, el 22 de septiembre iniciará el Ayuno de Daniel.

No obstante, en esta ocasión, este propósito especial no solo será de ayuno de información secular.

Además de buscar contenidos que fortalecen la fe y le aproximan al Creador, los participantes se convertirán en una ofrenda viva para Dios.

¿De qué manera?

Ganando almas para el Reino del Altísimo, donando libros espirituales para quien necesita comprender la fe, reservando momentos del día para meditar la Biblia, visitando hospitales, las puertas de las prisiones u otros lugares en donde se encuentren los abatidos de espíritu, por ejemplo.

“Nosotros vamos a iniciar el Ayuno de Daniel, que es el ayuno para la persona que no tiene el Espíritu Santo, para que lo reciba. Y quien ya lo tiene, estreche esa relación con Él. El tema de este próximo ayuno será agradar al Espíritu Santo. Es decir, durante los 21 días del Ayuno de Daniel, además de abstenerse de la información que distrae su fe, usted va a esforzarse en la búsqueda con el Espíritu Santo, va a esforzarse en hacer algo para agradarlo. Cuando agrada a alguien, acerca a esa persona a usted. ¿Quiere al Espíritu Santo en su vida? Entonces, empezará el Ayuno de Daniel y va a trabajar durante 21 días para agradarlo”, anunció el obispo Renato Cardoso.

En resumen, serán 21 días practicando las enseñanzas del Señor Jesucristo. Viviremos tal y como Él vivió en esta Tierra.

Todos los días, usted se cuestionará: “¿Qué puedo hacer, hoy, para agradar al Espíritu Santo?”.

Al finalizar el día, anote lo que hizo para agradar a Dios.

Cabe señalar que aunado a eso, se alimentará de contenido de la fe. Por ejemplo, participe en las reuniones que se llevan a cabo en la Universal más cercana a usted, siga los mensajes del obispo Edir Macedo, vea los videos de Univer Video, lea algún libro para su edificación espiritual, reflexione los mensajes de la Biblia y haga oraciones a lo largo del día.